Recomendaciones de la SEF y Asebir en tiempos de COVID19

22-04-2020

Laboratorio esperma

La declaración del estado de alarma en España motivado por el virus SARS-CoV-2 en el mes de marzo dejó al mundo de la reproducción asistida con muchísimas incógnitas por despejar. Es por esto que la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) y la Asociación para el estudio de la biología de la reproducción (ASEBIR) han elaborado un documento conjunto dirigido al sector y a las autoridades. En él se valora qué medidas deberían tomarse en relación con la atención y asistencia a pacientes así como en los procedimientos internos de laboratorio. Por supuesto son recomendaciones que se asume que van a irse modificando ya que el escenario en el que nos encontramos es totalmente cambiante semana a semana. La próxima revisión está planteada para el 4 de mayo. 

Las primeras recomendaciones se hicieron a mediados de marzo apenas comenzada la alarma. Ambas asociaciones (que están trabajando muy eficientemente y de manera conjunta) recomendaban "acabar los ciclos de FIV-TE iniciados, no iniciar nuevos ciclos, realizar todas las transferencias previstas en fresco de forma diferida, no realizar transferencias de embriones vitrificados, así como cancelar la actividad de programas de inseminación." Posteriormente la recomendación a todo el sector fue poner a disposición de la autoridad sanitaria sus medios, como muestra de responsabilidad e implicación.

El 1 de abril el BOE estableció como actividad esencial la realizada en los centros de reproducción asistida siempre que se ciñeran a procesos programados o ya iniciados, con el objetivo de disminuir la movilidad general de la población y evitar cualquier actividad que pudiera implicar el uso de recursos sanitarios susceptibles de ser usados en la lucha contra la pandemia. También, dado el desconocimiento de la fisiopatología de la enfermedad, se prefería ser cautos y extremar las precauciones.

Sin embargo con el transcurrir de los días se cuenta con algo más de información. Como explica el informe:

  • No se ha demostrado que las mujeres embarazadas presenten una incidencia mayor de COVID-19 , ni existe una mayor morbilidad que mujeres no embarazadas de su misma edad.
  • No se ha demostrado la transmisión vertical entre madre e hijo, aunque no puede descartarse en un 100%.
  • Hay algunos casos aislados en estudio por posible transmisión periparto.
  • Ninguna Sociedad científica ni gobierno desaconseja la gestación por vía natural.

Además, el nivel de colapso de los hospitales y de la sanidad en general parece que tiene una tendencia al descenso paulatino. Esto hace que se vea razonable empezar a modificar las recomendaciones, especialmente porque actualmente los centros de reproducción no están realizando técnicas de reproducción asistida a día de hoy

Para las personas que sufren de infertilidad el tiempo es uno de sus principales enemigos. El retraso de los tratamientos no hace sino complicarlo todo y reducir de manera ostensible las probabilidades de éxito. Retrasarlo sine die no es una opción para muchas personas y además su derecho a que sus deseos reproductivos sean atendidos está recogido por las leyes de nuestro país, principal y exhaustivamente en la Ley orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la IVE. 

En el documento conjunto publicado por la SEF y por ASEBIR se insta a la reanudación de la actividad así como se sientan las bases para hacerlo con toda la seguridad y garantías. El documento íntegro puede consultarse aquí.

Últimas entradas

Orgullosos de haber recibido el Certificado RSA

Fertility Europe agrupa a las asociaciones de pacientes de fertilidad de 21 países de Europa. Este año celebran en España su Spring Meeting del que Fenomatch es sponsor.

Comenzamos 2020 volando a Reino Unido para asistir a Fertility 2020 en Edimburgo. Este congreso agrupa a a la Asociación de Embriólogos Clínicos, la Sociedad Británica de Fertilidad y la Sociedad para la Reproducción y Fertilidad.